Revolución industrial: El sistema socialista

1- Definición
Es el sistema originado en Europa a partir del siglo XVIII como respuesta al liberalismo económico y al capitalismo. Comprende toda filosofía que sostiene que los medios de producción deben estar en manos de la sociedad y no de los individuos. En la práctica, significa que el Estado, en representación de la sociedad, controle por lo menos los principales medios de producción.
2- Antecedentes y principios
2.1- El socialismo utópico (inicios del siglo XIX)
El socialismo utópico nace por la necesidad de cambiar las comunidades de la época por comunidades ideales, organizadas según principios democráticos.

–  Henri de Saint Simon (1760-1825). De origen aristocrático, pero preocupado por la igualdad. Sus tres ideas principales fueron organización, armonía e industria. Consideraba que todos los avances debían enfocarse al bienestar de los pobres.
– Charles Fourier (1772-1837). Identificó las grandes diferencias que había generado la sociedad industrial y  propuso la creación de las falanges, que eran comunidades en las que todos trabajaban por igual en todas las tareas de manera rotativa.
Charles_Fourier.jpg (127×198)
– Robert Owen(1771- 1858). Dueño de una empresa de hilados, creó en su localidad una experiencia idílica: los llamados economatos, con comedores y escuelas para los obreros. Formó un gran sindicato, la Great Trade Union, con más de 500.000 miembros. Este hecho alarmó al gobierno, que lo declaró ilegal.
– Louis Blanc (1811-1882). Escribió La organización del trabajo, en el que destacó la necesidad de un Estado intervencionista para defender a los más pobres. El Estado debía ser quien financie y organice los medios de producción, que trabajarían los obreros, y luego, estos se harían cargo de manera independiente. Él fue el primero que dio el paso de un socialismo filantrópico hacia un socialismo político.
Los principios del socialismo utópico pueden resumirse en las siguientes ideas:
Rechazo al liberalismo económico, con énfasis en la libre competencia.
Formación de comunidades autosuficientes.
Organización de un sistema nacional de cooperativas, en las cuales los trabajadores negociarán, entre sí, el intercambio de bienes y servicios.-
Intervención del Estado en la economía, centralizándola y evitando los abusos del sistema capitalista.
2.2- El socialismo científico o pragmático
Es llamado así porque se basa en el estudio científico de la realidad. Nace con la teoría de Karl Marx y Frederic Engels expuesta en su obra  Manifiesto comunista,(1848), que luego Marx completará con la publicación de El capital. (compuesto de tres tomos publicados entre 1867 y 1894).
Karl_marx.jpg (152×212)
Esta teoría se basa en los siguientes principios:
– Determinismo o materialismo histórico. En cada etapa histórica, los seres humanos han utilizado determinados medios o herramientas para producir bienes (fuerzas productivas) y satisfacer sus necesidades; y en cada etapa, lo han hecho de diferentes formas (modos de producción). Estas fuerzas productivas y medios de producción determinan la forma en que las personas se relacionan entre sí, su vida social, política y espiritual.
– Las clases sociales y la lucha de clases. Para Marx, el hombre no actúa como individuo, sino como grupo. Cada grupo se denomina clase social. Como la sociedad está organizada de acuerdo con las relaciones de producción, la función de cada individuo depende de la división del trabajo. Por ello, los que se encuentran en una misma condición conforman una clase social.
Desde esta perspectiva, existen dos sectores: los que tienen propiedad y que no la tienen. El enfrentamiento entre ambos es la llamada lucha de clases, que, para Marx, es lo que mueve la historia.
– Dictadura del proletariado. Marx considera que cuando los obreros conquisten el Estado, se utilizará la superestructura de este para desarticular el capitalismo.
-Sociedad sin clases. Es la última fase del socialismo: sin propiedad ya no existirán las clases sociales, porque todos los individuos tendrán lo mismo.
– Plusvalía.  Este concepto, uno de los principales de Marx, señala que el valor de un objeto es el resultado de un trabajo. Consiste en entender que la ganancia del capitalista proviene del dinero que deja de pagar por el valor del trabajo obrero.
Anuncios
Categorías: S. XIX | Etiquetas: , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: